Avisar de contenido inadecuado

Envidiosa, resentida, rencorosa, irritada y sulfurada

{
}

Envidiosa, resentida, rencorosa, irritada y sulfurada

La envidia, es la tristeza o pesar del bien ajeno, es desear  algo que no se posee.  Cuantas veces mis enfados con amigos, familiares y hasta extraños, son producto de la oscura nube de envidia que cubre mis ojos y solo me permite ver lo que no tengo.  Entonces criticar y buscar defectos en esas personas, se supone que me haga sentir mejor, no lo creo.  El gusto amargo que me queda después de tachar a los demás como si yo fuera mejor que ellos, mas no lo soy.  Los demás son felices  a pesar de lo que yo pienso que son sus defectos y quién soy yo para juzgarlos y dictar que no merecen lo que tienen. ¿Por qué no me puedo conformar con lo que soy? ¡Que difícil es ser feliz por el prójimo!  Es muy fácil señalar y apuntar para otro lado y muy arduo mirar las faltas que voy cargando.  Envidiosa, resentida, rencorosa, irritada, sulfurada  emociones que estoy tratando de sacar de mi corazón. No quiero ser esta persona que vive eternamente frustrada,  quiero crecer, purificar, los sentimientos en mi alma. Pido disculpas en voz alta, por los enredos de mi espíritu  aunque la mayoría desconoce como mis ojos los han mirado. Le dejo unas letras de lo que mi cabeza ha escudriñado en mi corazón.  

{
}
{
}

Deja tu comentario Envidiosa, resentida, rencorosa, irritada y sulfurada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre